domingo, 11 de enero de 2015

Tulio, el guerrero.

Siempre quiso cambiar la reglas.
Sus reglas eran claras.
No utilizar la violencia.
No quería guerras ni batallas.
Siempre quiso ser guerrero.
Solo una vez pudo ser escuchado por el enemigo.
Un niño se dio cuenta de lo importante que era esa buena idea.
Su padre ya había muerto en una de esas batallas.

                            Que al final todo queda igual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario